Pumping Iron (1975)

Schwarzenegger en un clip de Pumping Iron

Schwarzenegger en un clip de Pumping Iron

Pumping Iron se centra sobre todo en las opiniones de un desconocido hasta entonces Arnold Schwarzenegger (aunque era muy conocido en el mundo del culturismo profesional, pero no por el público) y sus rivales por hacerse con el título más importante de esta especialidad, el Mr. Olympia. En el documental se pueden ver dos tipos de competiciones: una para amateurs, el Mr. Universe, y la ya mencionada Mr. Olympia, para profesionales, en Pretoria, Sudáfrica.

Schwarzenegger considera que los culturistas son como escultores, pero más difícil, ya que lo moldean es su propio cuerpo. “Te miras en el espejo, te estudias… en Mr. Olympia se juzga el cuerpo por la simetría y el equilibrio y así intentas formas tu cuerpo”. Entre otras cosas, también destaca lo que para él significa entrenar, lo que compara con “tener un orgasmo, por eso tengo deseos de ir al gimnasio”.

Un culturista amateur, Mike Katz, cuenta su historia, el por qué quiso convertirse en  culturista. Katz recuerda que “de niño, cuando iba al colegio, los niños me pegaban; supongo que muchos habrán pasado por eso, pero a mí me afectaba más. Cuando crecimos, los chicos íbamos al baile pero un día me echaron de la sala. En ese momento pensé: ya veréis. Desde entonces, comencé a entrenar y me apunté al equipo de rugby y todos los rivales me temían”.

Por su parte, su máximo rival en el campeonato amateur Mr. Universe, Ken Waller es todo lo contrario a Katz. Se muestra confiado en sí mismo y pretende ridiculizar a Katz en la final del torneo. Finalmente, es Waller quien se hace con el mayor campeonato amateur por delante de Mike Katz, que consiguió el cuarto puesto.

En algunos momentos de entrevista a Schwarzenegger, el siete veces campeón de Mr. Olympia se muestra una persona solitaria y poco familiar. Destaca que no asistió al funeral de su padre por estar concentrado en para una competición. El hecho de pensar en la muerte de su padre podría afectarle, así que aparcó el dolor psicológico para que nada le impidiera hacerse con la competición. En otras ocasiones, el día antes de la competición mantenía conversaciones con los que consideraba sus máximos rivales para desestabilizarles, destacándoles los fallos y mostrándose superior a ellos. Un claro ejemplo lo hace justo antes del Mr. Olympia de 1975 en el que se centra en documental, con Lou Ferrigno, un joven prometedor en el mundo del culturismo. La frialdad en esos momentos le ha hecho ser uno de los más grandes culturistas de la historia, y a partir de este documental, conocido a nivel mundial.

Aquí pueden ver el documental íntegro doblado al castellano (el vídeo no está incrustado porque tiene la inserción desactivada).

Listado de fuentes:
Texto: fuente propia
Vídeo enlazado desde la cuenta de YouTube del usuario Alex Fernández
Foto: Clip del documental alojado en Popscreen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s